Viajes

Cinco consejos para viajar barato por Europa

¿Quieres viajar por Europa y no quieres gastarte una pasta? Ya sea porque quieres visitar varias ciudades o países o simplemente porque quieres ir a un único destino, lee nuestros cinco consejos que seguro que te vendrán de fábula para viajar barato por el continente.

1- Compra los vuelos con antelación. No es un secreto que cuanto antes cojas los vuelos para viajar, mejor será el precio. Puedes comparar cuál es el vuelo más económico a través de las páginas web de diferentes compañías (eso es lo más recomendable) o si eres más perezoso en Skyscanner o portales similares (aunque a veces no tienen el precio actualizado al momento). Si optas por esta última opción, una vez veas cuál es el mejor vuelo para ti, ve a la web de la compañía y pasa de intermediarios que al final te acaban cobrando gastos por comisiones (salvo que tengas un increíble descuento). De esta forma, aparte de ahorrar dinero tendrás menos problemas a la hora de efectuar una posible reclamación. No solo existen Ryanair o easyJet para volar a buen precio. Compañías como Air Berlin tienen buenas ‘ofertas’ si coges el billete con antelación. Salvo excepciones, evita los domingos para viajar: es el día de la semana más caro para hacerlo.

2- Compra los billetes de tren o de autobús si te desplazas entre ciudades o países de Europa con tiempo suficiente: Es importante comprar siempre los billetes de tren en páginas oficiales (en el caso de Alemania Bahn, en el caso de Austria OBB…). Si se compran con antelación siempre sale mucho más barato que si se compra solo con unos días de margen o en el acto. Hay que tener en cuenta que en países como Alemania o Austria el billete no incluye el asiento reservado, por lo que si no pagas un poco más puedes ir sin asiento, ya sea de pie, aunque te resulte increíble creerlo, o en el mejor de las casos sentado y separado de tus compañeros de viaje. Eso ya es cuestión tuya. La reserva de asiento suele costar de 3 a 8 euros.

Para coger los autobuses, lo mismo. Si puedes adquirir el billete a través de la compañía que te interesa genial, pero si no la mejor alternativa es comprarlos en Getbybus. Lo mejor es que la página está en español y trabaja con varias compañías. Funciona bien (ya luego depende de la empresa con la que viajas) y los precios son bastante competitivos. Lo que has de tener en cuenta es que en algunos países como Croacia, algunas flotas de autobuses no incluyen el equipaje, así que tendrás que pagar un euro aproximadamente al chófer por bulto antes de subir al vehículo.

3- Compara, compara y vuelve a comparar hoteles. Mucho cuidado con los comparadores de hoteles tipo Trivago, porque la cosa puede salirte cara, como ya os explicamos en este post. Nuestra preferida para hoteles es Booking porque suele conseguir los mejores precios, pero mira también Atrápalo, Destinia, etc. Lo mejor es que elijas un par de hoteles que te gusten y se adapten a tu bolsillo, entre otras cosas, y luego busques esos mismos alojamientos en diferentes web. A veces nos ha sucedido que un hotel en una determinada página nos salía por un precio y en otra diferente era un 40% más barato y además con desayuno incluido (opción ésta importante para ‘ahorrar’ en la primera comida del día). También es importante ver los diferentes códigos descuento para esa página que hay por internet (con el solo registro te suelen dar el 10-15% para tu primer hotel). Otra opción muy a tener en cuenta es mirar en la página del hotel, llamar al mismo (o bien escribirles si no controlas el inglés) y preguntar qué precio te hacen ellos. A veces hay sorpresas y sale mejor contratar con el alojamiento. Incluso a veces te ofrecen mejores ofertas que las que tienen en su página oficial.

viena
Foto de Viena (Viajealsol.com)

4- Descarga antes de salir en tu teléfono móvil mapas offline de aquellos lugares a lo que vayas a ir. Hay muchas aplicaciones pero lo mejor es que te los bajes a través de Google Maps, que tiene una opción en el menú de zonas sin conexión. Así ahorras conectarte a internet y gastar datos (que te van a cobrar de una forma u otra). Anda todo lo que puedas (salvo que tengas problemas físicos), y coge solo los medios de transporte necesarios, ya que es la mejor forma de conocer las ciudades. Una buena forma de viajar (a no ser que vayas en coche) es coger los hoteles junto a las estaciones centrales de tren o de autobús. Te ahorrarás coger taxis y demás cuando llegues y además tu cuerpo te agradecerá que no arrastres la maleta (ella también te lo agradecerá) por el centro de una ciudad llena de adoquines. A la hora de irte de ese sitio obviamente también es mejor, más si haces un viaje por toda Europa.

5- Intenta gastar lo menos posible en comidas. Si quieres algún capricho algún día vale, pero por lo general intenta huir de los restaurantes clásicos. Eso sí, a veces la mejor opción no es un supermercado (en Europa por lo general son caros), sino comer un perrito caliente o una hamburguesa en un puesto ambulante o un quiosco, especialmente en las principales ciudades europeas como Londres, París, Berlín, Roma, Praga o Viena. De todas formas mira los precios de la carta y ojo con algunos lugares que no tienen incluidos los impuestos o el servicio. En caso de cualquier duda pregunta al camarero. Si vas a otros países como Croacia, Eslovenia o Bosnia comprobarás que los precios de los restaurantes (salvo en zonas muy turísticas como la croata Dubrovnik) no están mal de precio, sobre todo si optas por pizzas o similar. En cualquier caso estate siempre atento. Siempre hay quién se intenta aprovechar de los turistas.

-Consejo extra: Este es más que obvio, pero si eres estudiante lleva la tarjeta de tu facultad o similar porque en casi todos los museos te harán descuento. Y si eres periodista lleva tu acreditación porque en algunos sitios ni pagas. Lo mismo vale para profesores, historiadores, etc…También para mayores de 65 años. Y si no hay descuentos a determinados colectivos infórmate por internet porque muchas veces hay importantes ‘rebajas’ como las de Days Out Guide de Reino Unido. Vale con tener un billete del metro o del tren para que te hagan un 2×1 en numerosos museos y atracciones.

Otro día hablaremos del cambio de moneda, de pagar con tarjeta de crédito en algunos sitios y otros interesantes consejos para ahorrar lo máximo posible.

Arturo Carretero
Trabajando para Republica.com y dedicando parte de mi tiempo libre a Viajealsol.com. Amante de los viajes, los deportes y el ocio en general