Planes de ocio

El parque Norte, el pulmón desconocido de Madrid

Hace poco te hablamos aquí del parque del Capricho, una de nuestras zonas verdes preferidas de Madrid. Pues bien, aprovechando que el puente de mayo nos hemos quedado en la ciudad, hemos descubierto otro parque que, a pesar de ser popular para los vecinos del norte de Madrid, es bastante desconocido para el resto. Estamos hablando del parque Norte, ubicado en el barrio de La Paz.

Para llegar allí os vamos a proponer un paseo que a nosotros particularmente nos encantó. Empezamos en la zona de las Cuatro Torres. Una vez en ese punto, iremos por la parte de atrás de las mismas (por Arzobispo Morcillo), de forma paralela a la Castellana, por un agradable camino peatonal en el que además podremos ver los rascacielos en todo su esplendor.

Así, andaremos hasta toparnos con el hospital de La Paz y después giraremos a la izquierda y nos encontraremos de frente con el parque Norte, accediendo al mismo por la calle Pedro Rico.

El parque Norte está delimitado por la avenida de Monforte de Lemos y las calles de Arzobispo Morcillo, Antonio López Aguado, Finisterre y Pedro Rico.

Inaugurado por el alcalde José Luis Álvarez, que estuvo solo un año en el cargo, en 1978, podríamos decir sin miedo a equivocarnos que es uno de los parques más cuidados en los que hemos estado. No en vano, fue reformado hace tan solo un año.

La zona verde está nutrida por casi unos 2.000 árboles, y por lo tanto hay muchas sombras, y el tamaño del recinto hace que se pueda estar aislado del tráfico y del ruido de la ciudad, algo que es de agradecer. No todos los parques madrileños pueden presumir de ello.

Entre los árboles que nos encontramos destacan el plátano de sombra, el olmo de SIberia, el pino piñonero o el ciruelo rojo.

Para pasear, hacer deporte…

No es un parque demasiado concurrido, a lo que ayuda su tamaño, por lo que es un sitio ideal para pasear, hacer deporte y estar con los niños. El hecho de que tenga zonas con mesas, para jugar al ajedrez o tomarnos un bocadillo, entre otras cosas, suman atractivo a la zona.

También consta de parque infantil, zona para hacer ejercicios, una cancha de baloncesto e incluso un centro cultural (el Valle-Inclán).

Además, aunque no tenga especial importancia turística, como curiosidad encontramos dentro del parque tres estatuas: la de de Lázaro Cárdenas del Río, expresidente de México (que podemos ver en la foto de abajo), la de Juan Santamaría, héroe de la República de Costa Rica, y la de Miguel Grau Seminario, considerado héroe de la Marina de Guerra del Perú y de la nación peruana.

Quizás, una de las mejores cosas que tiene el parque sean las vistas. Desde allí podremos divisar con muy buena perspectiva las Cuatro Torres y las Torres Kio (Puerta de Europa), en Plaza de Castilla. También tendremos una bonita panorámica de la sierra madrileña.

No muy lejos se encuentra el centro comercial de La Vaguada, otra opción para completar el plan del día.

El metro más cercano al parque Norte es el de Begoña, aunque como os hemos dicho al principio, lo ideal sería empezar el paseo en las Cuatro Torres (de sur a norte) y por lo tanto lo mejor sería bajar en una parada de autobús cercana (pasan por la zona el 67, el 124, el 134, el 135 y el 147, entre otros) y empezar a andar.

Arturo Carretero
Trabajando para Republica.com y dedicando parte de mi tiempo libre a Viajealsol.com. Amante de los viajes, los deportes y el ocio en general