Escapadas

Las Barrancas de Burujón, el ‘Gran Cañón’ de Toledo

Si nos enseñan una foto como la que acompaña este post y nos preguntan a que lugar pertenece es probable que muchos digan que es de Estados Unidos, por ejemplo del Gran Cañón del Colorado o del parque nacional del Valle de la Muerte. Sin embargo, esta preciosa imagen está tomada en Toledo, a poco más de una hora de Madrid, y pertenece a las Barrancas de Burujón.

Las Barrancas de Burujón se trata de un entramado de cárcavas arcillosas que caen sobre las aguas del río Tajo y que han sido moldeadas durante años.

Es, literalmente, un paisaje de anuncio, puesto que muchos lo conocieron gracias a un anuncio de Coca-Cola, lo que lo convirtió en un lugar de interés turístico. De hecho, durante una temporada, la cantidad de gente que llegó hasta allí para verlo puso en alerta a los ecologistas.

La publicidad sacó del anonimato un lugar caracterizado por los increíbles cortados arcillosos y unas paredes que se tiñen de un intenso rojo al atardecer dejando una imagen espectacular.

A los pies de las Barrancas de Burujón podemos encontrar el embalse de Castrejón, refugio de liebres y diferentes tipos de aves. No en vano, fueron declaradas Monumento Natural en el 2010 por la Junta de Castilla La Mancha y tienen la clasificación de Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Interés Comunitario.

Mejor andando…

Las Barrancas de Burujón están situadas a unos 30 kilómetros de Toledo y a unos 100 km de Madrid.

La mejor forma de conocer el paraje es a través de la Senda Ecológica, que podemos recorrer en coche (hay varios aparcamientos durante el recorrido) o a pie. En cualquier caso, es imprescindible contemplar el paisaje desde los diversos miradores que hay durante la ruta y deleitarnos con ellos.

Nosotros recomendamos andar, ya que son solo 4,5 kilómetros de camino y no es complicado. De hecho, es incluso ideal para ir con niños, eso sí, evitando las altas temperaturas del verano, estación en la que es mejor ir a partir de las siete de la tarde. 

Para llegar, hay que tomar la carretera CM-4000, que une Toledo con Talavera de la Reina, y desviarse a la altura del kilómetro 26. Hay que tomar una salida a la izquierda que nos llevará a un camino de tierra. Hay que estar atento porque el desvío no está muy bien señalizado .

A los pocos metros de coger esta pista de tierra, encontramos una explanada que sirve de aparcamiento. Allí empieza la Senda Ecológica.

Lo malo es que si queremos ir, tendremos que recurrir al transporte particular o bien contratar alguna excursión con algunas empresas de la zona, ya que hasta allí no llega el transporte público.

Tenemos más información en la web del Ayuntamiento de Burujón, que además organiza visitas guiadas a la zona. Y en El Rincón de Sele podemos encontrar imágenes espectaculares.

Arturo Carretero
Trabajando para Republica.com y dedicando parte de mi tiempo libre a Viajealsol.com. Amante de los viajes, los deportes y el ocio en general