Planes de ocio

El parque del Capricho y su búnker ‘secreto’

El Capricho es, sin miedo a equivocarnos, uno de los parques más bonitos ya no solo de Madrid, si no de España. Para quienes no lo sepan se trata de una gran zona verde situada en el barrio de la Alameda de Osuna, en el distrito de Barajas, al noreste de Madrid. Lo mandó construir la duquesa de Osuna por “capricho” (nunca mejor dicho) entre 1787 y 1839 y lo podemos visitar todos los fines de semana de forma gratuita. De hecho, creemos que es una de las visitas obligadas si estamos de visita en la capital. Hoy en día, aunque cada vez menos, sigue siendo una de las atracciones turísticas más desconocidas de la ciudad.

Con una superficie de 14 hectáreas, El Capricho se caracteriza por los bosquetes de lilos y de árboles del amor que proporcionan un precioso colorido primaveral al jardín. Entre otras especies de árboles, podremos ver robles, pinos o cipreses. A esta riqueza natural se suman todo tipo de aves (mirlos, palomas torcaces, petirrojos o ruiseñores, además de cisnes negros) y mamíferos (ardillas rojas, musarañas o ratones de campo).

El recinto pertenece al Ayuntamiento de Madrid desde 1974 y tiene la declaración de Bien de Interés Cultural. Además, es Jardín Histórico Artístico desde el 20 de octubre de 1934.

El Capricho es actualmente el único jardín del Romanticismo existente en Madrid. Muestra de ello son el laberinto de arbustos, el palacete que preside el parque o la ermita, sin olvidar los riachuelos que lo recorren y estanques, que la duquesa ordenó construir y que conectaban el canal principal que recorre el recinto con el salón de baile, que es donde la duquesa llevaba a cabo las fiestas que daba y que en su día fueron muy populares. Al parecer, los invitados llegaban hasta allí en barca en un bonito paseo entre vegetación.

En su conformación actual. el parque presenta elementos de tres siglos: XVIII, XIX y XX, y se le atribuyen referencias inglesas, francesas e italianas.

Para visitar El Capricho, hay que hacerlo en fin de semana. Desde el 1 de abril al 30 de septiembre está abierto sábados, domingos y festivos de 9 a 21 horas. Del 1 de octubre al 31 de marzo abre sábados, domingos y festivos de 9 a 18:30 horas. Los días 25 de diciembre y 1 de enero el parque permanece cerrado al público.

El búnker del Capricho

Pero el Parque del Capricho esconde además un secreto: su búnker de la Posición Jaca, un enclave de la Guerra Civil, único en Europa por su estado actual de conservación, que alojó el Cuartel General del Ejército Republicano del Centro.

El refugio, de 2.000 metros cuadrados, situado a 15 metros bajo tierra y capaz de resistir bombas de hasta 100 kilos, fue construido en el parque alrededor de 1937, aprovechando su situación lejos del frente de guerra, sus buenas comunicaciones y el arbolado propicio para el camuflaje.

Dispone en total de siete dependencias rectangulares, cuatro salidas al parque exterior y una galería de escape a la calle que atraviesa el subsuelo del palacio de los duques de Osuna.

Hace unos días, desde la web de Patrimonio, se volvieron a activar las visitas guiadas gratuitas, que tienen una duración de una media hora y en cuestión de minutos se agotaron las plazas. Sin embargo, todavía podéis apuntaros a la lista de espera y con un poco de suerte…

Arturo Carretero
Trabajando para Republica.com y dedicando parte de mi tiempo libre a Viajealsol.com. Amante de los viajes, los deportes y el ocio en general