El truco del ahorro

Trucos para encontrar el hotel más barato

Viajar cada vez es más económico, pero sin duda una de las tareas que nos quita más tiempo (aunque no a los que les sobra el dinero) es la de buscar un hotel que cumpla la regla de la ‘triple B’: bueno, bonito y barato. Estamos convencidos que muchos de vosotros sois unos expertos en la tarea, pero para todos aquellos que no lo son, os dejamos una serie de consejos para encontrar el hotel que mejor se adapta a nuestras necesidades al mejor precio posible.

Lo primero de todo es tener paciencia. Es algo que cuesta poco decirlo, pero mucho hacerlo. Encontrar el mejor hotel es cuestión de mirar y mirar, así que no vale para aquellos que tengan prisa o que se desesperen fácilmente.

Empezaremos por tener una web de referencia, en este caso Booking. Si estamos registrados mucho mejor porque nos aparecerán ofertas especiales. Una vez busquemos la ciudad o pueblo en el que queremos alojarnos y el día en cuestión, lo ideal es marcarse un presupuesto. Esa opción la tenemos a la izquierda. Vayamos con un ejemplo: Elegimos un hotel para pasar una noche en Salamanca que nos cueste de 0 a 50 euros la noche, lo que reduce las opciones a la mitad más o menos.

Ahora una buena opción es seleccionar el orden con el que queremos que nos aparezcan los hoteles en el menú de arriba, siendo la que más nos convence la de ‘puntuación’, y ver la ubicación, fotos y comentarios de los que más nos convencen. Nosotros por ese precio optamos por dos: el hotel Vincci Ciudad de Salamanca por 49 euros y el Hotel Reyes Católicos por 40 euros. Nos gusta más el primero a simple vista, pero del segundo nos quedamos con la ubicación (eso ya es cuestión de gustos).

Ya con los hoteles ‘fichados’ pasamos a la segunda fase, la de la comparación. Lo primero va ser ver el precio de los alojamientos en las páginas oficiales. Nos metemos en la web de Vincci y en la de Hotel Reyes Católicos. Una vez ahí abrimos otra pestaña en nuestro navegador y ponemos en Google tal cual “código promocional Vincci” y “código promocional Reyes Católicos”. Enseguida vemos que en la primera búsqueda hay una página con un código del 15% de descuento para el primero de nuestros hoteles.

Encontramos un código válido para el mes que queremos, así que lo insertamos en la web de Vincci y ‘magia’: el mismo hotel de Booking nos vale ahora 46,75 euros.

Del segundo no encontramos código descuento, pero optamos por mirar también en su página web para ese día y también tenemos suerte. La misma habitación que en Booking nos sale a 40, la tenemos a 35 euros. Además, por dos euros más de lo que nos vale en Booking nos ofrecen el desayuno para dos personas.

reyescatolicos

Ahora llega la tercera parte. Nosotros solemos huir de comparadores tipo Trivago, pero por si acaso le echamos un vistazo. Efectivamente, tanto uno como otro hotel nos ofrecen en esa página precios superiores a los encontrados, así que recurrimos a comparar precios en otros tres portales, en concreto Lastminute, Destinia y Hotelopia, aunque hay muchísimas opciones más como Atrápalo u Hoteles.com, entre otras.

En la primera de las páginas encontramos el mismo precio que en Booking y lo mismo ocurre con Destinia. En Hotelopia solo encontramos que tienen disponible el Vincci a 55 euros.

Sin embargo no hay que pasar por alto que las entidades bancarias o tiendas como Game (cuya tarjeta que podemos hacer de forma gratuita) suelen ofrecer a los clientes entre un 5% y un 12% de descuento. Contar con la opción de los descuentos de socios de determinadas tiendas, bancos o programas de puntos es importante porque muchas veces es lo más acertado, así que otro de los consejos es recurrir a estos beneficios, que muchas veces dejamos olvidados.

Poner también en Google ‘código descuento Destinia’,  ‘código descuento Lastminute’ o de la página que queramos a veces también ayuda.

En esta ocasión hemos encontrado los hoteles más baratos a través de las páginas oficiales (ahora es lo más común), en una de ellas gracias a un descuento encontrado en internet, pero no siempre sucede esto. Otras veces nos sale más económico mirar el alojamiento en un determinado portal, habiendo grandes diferencias entre uno y otro. Tampoco es una opción mala la de llamar directamente por teléfono al hotel que nos gusta y ver que nos ofrecen. En muchas ocasiones funciona.

Nosotros hemos elegido un rango determinado de precios muy concreto (de 0 a 50), pero a veces sucede que mirando en otras páginas vemos otros hoteles que habíamos descartado en Booking por precio y que son más económicos en dichas web, por lo que hay que estar atento.

Al final todo es cuestión de comparar. En este caso hemos encontrado una diferencia de precio de casi diez euros (el Silken) y de cinco euros (el Reyes Católicos) por una noche en el mismo hotel, pero a veces las diferencias son incluso mayores, por lo que insistimos en que la paciencia es la mejor forma de ahorrar.

Arturo Carretero
Trabajando para Republica.com y dedicando parte de mi tiempo libre a Viajealsol.com. Amante de los viajes, los deportes y el ocio en general